22 de enero de 2012

¡Qué movida!

¡Hola a todos y a todas!  
Hay que ver la movida que se esta montando últimamente ¿verdad? entre una cosa y otra no paramos. Reconozco que no soy la persona más informada del mundo (ni mucho menos) pero me fijo en las cosas y hoy me gustaría contaros un poco como veo el mundo

Hace tiempo que me di cuenta de que este enorme lugar esta en las manos de unos pocos y el resto sólo somos simples peones en un enorme tablero de ajedréz, aunque esto no significa que nos vengamos abajo y lo veamos todo negro. A raíz de esto empezamos a darnos cuenta de que desde arriba se nos educa y manipula a conveniencia: en la TV sólo nos cuentan un 10% de lo que realmente pasa (incluso menos), en los periódicos se manipula la información a antojo y se plasma con el punto de vista que interese, en la radio más de lo mismo... incluso en internet, un lugar tan aparentemente libre, se restringe información que realmente se nos debería dar a todos. Por este tipo de pensamientos siempre nos veía como un gigantesco rebaño de ovejas, pero no es así, somos un gigante dormido, un "monstruo" harto de estar por los caprichos de cuatro gatos. El pueblo es muy peligroso, es capaz de las peores hazañas o ser protagonista de los más grandes logros de la humanidad... esto hace que me de miedo lo que pueda ocurrir el día que se harte de ser castigado, pero es inevitable. Sólo tenemos que fijarnos en como ha reaccionado ultimamente, haciendo caer a gobiernos enteros, destruyendo todo a su paso, levantando guerras y tomando la justicia por su mano. 

10 de enero de 2012

Daniel, prácticas y cosas que me gustaría hacer.

¡Hola a todos y a todas!

Hoy os traigo una entrada un tanto random. Llevo unos dias flojillos y mi ánimo no ayuda a la causa, será porque se acerca mi 20 cumpleaños o porque ya llegaron esos malditos dias del mes, no lo sé, pero ando algo desanimada y cabreada con el mundo. Llevaba ya muchos días sin actualizar el blog y comiendome la cabeza por qué poner que os guste y sea de interés... pero que va, hoy será lo que dios quiera. 

Quisiera hablaros un poco más acerca de la protagonista de mi nueva historia (ando en busca y captura de nombre para el título de esta). Como ya sabéis su nombre es Daniel Phiredeer, se trata de una chica de prioridades claras y dotada de un gran sentido de la responsabilidad. Desde muy temprana edad sus padres la llevaban al templo de las afueras donde el maestro acabó por aceptarla como aprendiz. La vida del templo era estricta y dura para una niña de 6 años, pero Daniel supo dar lo mejor de si misma cada día que pasaba.
Con los años la chica se convirtió en la mano derecha del gran maestro, llegando a ser la sacerdotisa más sonada del reino de Egaia. Su pequeña fama (ya que el mundo de los templos es algo poco popular) ayudó en gran parte a que el negocio de su familia saliese a flote tras la guerra, aunque este horrible monstruo le robó a su padre, quien sigue desaparecido. Desde entonces Daniel acude al templo sólo los fines de semana para poder ayudar a su madre y a su tía en lo que pueda, ya sea yendo al mercado a por tela nueva o incluso cosiendo pequeñas prendas que no sean muy complicadas. 
La casa de costura que regenta su familia (la poca que le queda) es una tienda de cierto renombre entre los habitantes de la ciudad, por ello la economía familiar no es del todo mala y se pueden permitir algún que otro capricho al mes. Varias familias de la nobleza le echaron el ojo a este negocio, comprando día si y otro también trajes para sus gigantescos armarios; una de estas familias son los Wingerton (Ethelind es una de sus integrantes), "reyes" del tráfico comercial de la ciudad.

La historía gira entorno a varios personajes pero sin duda la más destacada es Daniel. ¡Espero que os haya gustado saber más de ella y de sus circunstancias!